Una de las articulaciones más desconocidas, pero no por ello menos importantes de nuestro cuerpo, es la articulación temporomandibular (ATM) o también conocida comúnmente como mandíbula. La ATM está compuesta por la mandíbula y el hueso temporal del cráneo, y sirve fundamentalmente de bisagra deslizante. Debido a su complejidad, ya que está constituida por ligamentos, músculos, irrigación vascular y nerviosa, puede presentar problemas como la tensión muscular.

Esta articulación, además, une los huesos de la cara con el cráneo y realiza tres tipos de movimientos: hacia arriba y hacia abajo, hacia delante y hacia atrás, y hacia ambos lados. La ATM permite, por tanto, masticar, morder, hablar, respirar, bostezar y gesticular.

Causas de la tensión en la ATM

Según nuestros propios registros, hemos podido determinar que hasta el 90% de los pacientes que acuden a la Clínica Dental Bucoral indicando que padecen tensión en la mandíbula está causada por el estrés o cuadros de ansiedad. Esta tensión en la ATM se puede deber a situaciones relacionadas con el bruxismo, la falta de piezas dentales o por alteraciones en la mordida. En estos casos se recomienda acudir a un dentista para que pueda realizar un diagnóstico adecuado y por tanto emita un tratamiento.

De igual manera, y con el fin de aliviar la tensión es recomendable que se acuda a un osteópata estructural para que lleve a cabo un proceso de terapia manual.

Cómo aliviar la tensión en la mandíbula

Sin duda, cuando se llega a este punto el objetivo es aliviar la tensión en la mandíbula para que se minimice el dolor que se viene padeciendo. Dentro de este proceso recomendamos la fisioterapia en la articulación temporomandibular, una de las posibilidades más efectivas y rápidas para aliviar la tensión en esta zona.

Si padeces esta tensión y buscas aliviarla te aconsejamos que sigas el siguiente proceso paso a paso:

  • Aplica masajes circulares con los dedos en la zona de la musculatura justo por debajo del pómulo.
  • Realiza presiones mantenidas en esta misma zona inicial.
  • A continuación, sigue realizando masajes circulares por la zona de las sienes hasta llegar a la parte baja de la oreja.
  • Para finalizar, realiza movimientos con la mandíbula tanto laterales como hacia adelante.

Aunque sientas un alivio inmediato tanto por este masaje como por la colocación de un placa de descarga, nuestra recomendación es que acudas a un fisioterapeuta para que pueda realizar un proceso de en la ATM que descargue toda la tensión que padeces en dicha zona