La Clínica Dental Bucoral da un nuevo paso en su capacidad tecnológica con la adquisición de una impresora 3D Formlabs 3B+, siendo por el momento la única en toda la comarca de Antequera y una de las pocas en la provincia de Málaga que cuenta con una herramienta que permite realizar diversos tipos de piezas odontoprotésicas, contribuyendo no sólo agilizar los procedimientos sino también ofrecer al usuario un tratamiento mucho más personalizado.

“Siempre estamos innovando y nos gusta estar a la vanguardia de nuestro sector. Las herramientas digitales forman parte importante de la planificación como en la ejecución de los tratamientos dentales, ya que estos dispositivos nos hacen dar a nuestros pacientes un servicio de calidad”, asegura la gerente y odontóloga Teresa Bravo.

Esta nueva impresora 3D Formlabs 3B+, forma pare de un sistema de trabajo en el que desde el primer momento paciente va a poder conocer con todo detalle cómo quedará su sonrisa al final del proceso. Gracias a la inteligencia artificial, el programa informático empleado va tomando los datos del registro bucal y los combina con parámetros biométricos adaptados a la fisionomía de la persona y al resultado final que se busca. Todo ello para establecer el diseño de la pieza que se va realizar, ya sea una implantes-dentales-antequera/">corona provisional, una placa de descarga o un modelo para hacer retenciones. Por el momento, estos son los tipos de prótesis en los que están trabajando en Bucoral, pero esta tecnología también permite hacer férulas o una guía tanto para llevar a cabo una restauración con composite como para una cirugía.

“El proceso comienza con un escaneo de la boca del usuario, para el que usamos nuestro escáner intraoral iTero. Y esa información digital se convierte en un archivo que se importa al programa para hacer el diseño de la prótesis y posteriormente se envía a la impresora para su reproducción”, explica el odontólogo Carlos Ariza.

Además de la personalización en el tratamiento, otra de las principales ventajas de usar esta impresora 3D es la reducción de los tiempos. Por ejemplo, cuando se emplea una placa de descarga, se tarda dos semanas desde que se solicita al laboratorio hasta que la pieza está en la clínica para que la pueda usar el paciente. Sin embargo, gracias a esta impresora el proceso de diseño y elaboración se reduce a un solo día, incluso se puede tener lista la pieza en una mañana.

‘Donación’ de sonrisas en Bucoral 

Otras de las ventajas de esta impresora 3D Formlabs 3B+ es poder duplicar en cualquier momento una pieza de cara a una reconstrucción. Así, por ejemplo, en el caso de una rotura de una o varias piezas dentales por un accidente, si se tiene el escaneado previo se podría hacer de nuevo el modelo con la misma anatomía del paciente, usando la información que ya se tiene archivada.

Es más, con la base de datos que se va creando y de la inteligencia artificial que aplica el programa informático, un paciente incluso podría tener una sonrisa prácticamente a la carta, recreando, por ejemplo, la de una madre, un padre u otro familiar del que se tenga el registro bucal. A partir de ahí, y gracias a esta tecnología de vanguardia, se puede crear todo un “banco de sonrisas” con los datos de las personas de las que se tenga consentimiento. “Tú puedes donar tu sonrisa para que otros pacientes también la puedan tener”, apunta Teresa Bravo.

0/5 (0 Reviews)