Si frecuentemente se levanta por la mañana con dolor de dientes, puede deberse a que tenga un problema de bruxismo: lo que comúnmente se conoce por rechinar los dientes, debido al roce y la fricción de unos con otros durante el sueño.

Si bien esta circunstancia se puede dar durante el día, en momentos de esfuerzo o de concentración cuando se está realizando alguna tarea, al contraen los músculos mandibulares, durante el sueño puede ser un problema mayor: es más difícil de controlar y la presión de los dientes se mantiene más tiempo, y de forma rítmica. Y esta presión excesiva, de verse prolongada, puede derivar en problemas mayores en las articulaciones mandibulares. De ahí la importancia que damos en Clínica Dental Bucoral a contar con un diagnóstico temprano preventivo.

Uno de los motivos asociados al bruxismo es el estrés y la ansiedad. De hecho, según la entidad británica The Bruxism Association, ocurre en un 70% de quienes lo padecen. Pero también hay otros factores que lo pueden desencadenar en función de la persona, como la postura, los hábitos al dormir e incluso la alimentación; así como el hecho de que los dientes estén desalineados o que se tenga dolor y/o inflamación en la mandíbula.

Para poder acabar con el rechinamientos de dientes, en Bucoral estudiamos cada caso de forma pormenorizada para aplicar el mejor tratamiento, orientado tanto a la reducción del dolor como a la prevención del desgaste de los dientes y, consecuentemente, que haya un daño más permanente en la dentadura y en la mandíbula.

El uso de protectores bucales y férulas dentales permiten minimizar el bruxismo durante el sueño, evitando el roce y la fricción de las piezas. Sea esta u otra, en Clínica Dental Bucoral, tras realizar el diagnóstico, valoramos todas las posibilidades para ofrecerte la mejor solución para tu salud bucodental.