El medio de comunicación digital Clave Económica ha publicado una entrevista a María Teresa Bravo, gerente de la Clínica Dental Bucoral, en la que repasa varios aspectos de su vida profesional como el descubrimiento su vocación por la odontología, tras un trabajo de verano o su proyecto emprendedor, que le ha llevado a contar con consulta no sólo en Antequera, donde comenzó a desarrollar su labor como odontóloga, sino también en Mollina.

Satisfecha de lo conseguido hasta la fecha, la máxima responsable de Bucoral admite como malas experiencias con dentistas de joven le acabó motivando a su dedicación a la odontología pediátrica y a tener muy claro cómo hay que atender a quienes llegan a su consulta: “La relación con el paciente se tiene que basar en dos pilares: confianza y seguridad”.

Otros aspectos abordados en la entrevista es cómo se está viviendo en la Clínica Dental Bucoral los cambios obligados por la pandemia del coronavirus, en sus instalaciones o lo pacientes, o las consecuencias en algunos tratamientos de las clínicas ‘low cost’. “Diariamente vemos a pacientes que llegan desde estas clínicas. Llegan con tratamientos mal hechos, mal terminados o tras cobrarle un dinero por un tratamiento que no le han terminado de hacer. Mi conclusión es que no se preocupan por la salud de sus pacientes, sino de enriquecerse”, asegura.

Igualmente también muestra su opinión sobre el hecho de que se amplíe considerablemente  la cartera de servicios odontológicos en la sanidad pública. María Teresa Bravo, lo tiene muy claro: “Esto supondría un gato de miles de millones de euros. Yo lo veo un poco inviable, porque el gasto público se elevaría demasiado. Pero en el sector lo aplaudiríamos”.

Para leer la entrevista completa en Clave Económica, puedes pinchar aquí.