Semana llena de sustos la que se ha vivido recientemente en las clínicas dentales Bucoral. Y es que, por nuestras instalaciones han pasado zombies, esqueletos andantes, hombres lobo, brujas, vampiros… además de Harley Quinn e incluso algún que otro miembro de la banda que ha asaltado la Casa de Papel.

Todo tipo de personajes que le han dado la vuelta al tópico. ¿Miedo al dentista? Más bien lo contrario, ya que han sido estos particulares pacientes quienes nos asustaban cada vez que entraban por la puerta a lo largo de la pasada semana, previa a la celebración de Halloween.

Aún así, pasado el temor inicial hay que decir que ha sido una semana mágica, y también, por qué no, tremendamente divertida, gracias a los pequeños usuarios que llegaron disfrazados para la ocasión. Y en agradecimiento y premio por su buen comportamiento, recibieron una bolsa con una máscara para Halloween, una varita mágica, un cepillo con pasta de dientes y un pequeño colutorio. Un obsequio para nuestros mini pacientes que también forman parten de nuestro programa Kids Club Bucoral, con el que se quiere hacer ver a los más pequeños que acudir a nuestras clínicas también es algo divertido.

“Mil gracias a todos nuestros pequeños pacientes y a las madres y los padres que confían en nuestro trabajo para poner en nuestras manos la salud bucodental de sus hijos”, asegura la odontóloga y gerente de la Clínica Dental Bucoral, María Teresa Bravo, donde somos especialistas en odontopediatría.